vínculos a tu sitio web

Rechazo de enlaces. Cuatro errores perjudiciales a evitar

El proceso de rechazo de enlaces es un tema muy debatido en el mundo del SEO.

evitar vínculos
cómo evitar o prevenir el rechazo de enlaces

Quizás la pregunta más importante gira en torno a si aún vale la pena hacerlo, dada la era moderna de Google y los avances en algoritmos impulsados por IA.

En un podcast, la Dra Marie Haynes brindó una gran cantidad de información sobre el rechazo de enlaces, la importancia que tiene, algunos buenos consejos sobre cómo llevar a cabo la tarea y, lo que es más importante, por la naturaleza de esta publicación, algunos errores clave que deben evitarse.

Por ello te presentaré cuatro errores aparentemente pequeños que pueden levantar mucho polvo cuando realizas rechazo de enlaces.

Sacar conclusiones demasiado rápidas después de una actualización y hacer rechazo de enlaces

En primer lugar, el rechazo de enlaces debe hacerse con una determinada mentalidad.

En el desafortunado escenario en el que un sitio web de negocios recibe un golpe después de una actualización de Google, reevaluar los enlaces entrantes es un movimiento lógico.

Sin embargo, un gran error a evitar es tomar decisiones precipitadas mal planificadas. Esto definitivamente puede ser difícil en el calor del momento…

A decir verdad, hemos visto a las empresas ser golpeadas por una actualización de Google, luego se vuelven locos realizando rechazo de enlaces; casi como si tuvieran miedo de TODOS los vínculos.

Si sigues esta ruta, es probable que termines rechazando enlaces que realmente ayudan a tu sitio web a clasificarse.

¡Recuerda siempre que el rechazo de enlaces es el último recurso!

Otro gran error que mencionó Haynes es que muchas personas son demasiado rápidas para confiar en las herramientas de auditoría de enlaces.

Estas herramientas cargan mediante programación los vínculos que consideran “tóxicos”. En algunos casos, esto puede resultar en el rechazo de enlaces buenos.

Haynes mencionó que ha visto a personas rechazar ciegamente enlaces valiosos de sitios como BBC y The Guardian simplemente porque alguna herramienta les dijo que lo hicieran.

Una buena regla para recordar con las herramientas de auditoría de enlaces es si te dicen que rechaces un enlace determinado, lo más probable es que Google no esté prestando atención a ellos de todos modos.

Antes de tomar cualquier decisión, debes tomarte el tiempo de revisar los beneficios / riesgos asociados al rechazo de enlaces. A menos que tenga experiencia en SEO y te mantengas actualizado sobre cómo Google y otros motores de búsqueda están evolucionando; en caso contrario te recomiendo consultar a un profesional.

¡Sacar conclusiones extremas puede causar daños irreversibles!

Ser demasiado indulgente con el rechazo de enlaces

Si hay algo que debes recordar y mantener en tu mente, es acerca de cómo Google considera que un enlace es “valioso”, es la relevancia.

Digamos que tienes una peluquería.

Obtener enlaces entrantes a tu sitio web desde blogs de belleza, de moda y de viajes (dependiendo del tema) podrían ser enlaces relevantes para ayudar a impulsar la clasificación de tu página.

Por otro lado, un montón de enlaces de blogs de automóviles, de arquitectura, de carreras de caballos, etc.; probablemente no harían mucho por tu clasificación.

Esta es la razón por la que no deberías recibir ninguno de los enlaces entrantes.

Además, la calidad del sitio web de enlace y la importancia contextual que tiene dentro del contenido juegan un papel en el valor del vínculo.

Cuando recién estás comenzando con un nuevo sitio, puede ser tentador mantener cada enlace. Como resultado, puedes encontrarte haciendo conexiones exageradas para justificar mantenerlas.

Como Haynes lo expresaba en el podcast, “Los enlaces que deberías desautorizar son los que te avergonzarías de mostrar a Google y decir: ¡Hola, creamos estos enlaces!

Si estás considerando desautorizar (o no) un enlace, tómate un tiempo y mira el sitio. Aquí es donde tendrás que ser muy crítico.

Si tienes un enlace entrante al sitio web de tu peluquería a partir de un contenido que ofrece consejos sobre juegos de apuestas; probablemente haya poca o ninguna relevancia, lo que a su vez puede comprometer la clasificación de tu sitio.

Ahora, diferenciar qué enlaces están agregando valor a tu sitio (y cuáles no) no siempre se realiza de manera individual. Lo cual me lleva a mi siguiente punto…

No reconocer un enlace “malo”

Para ampliar el tema anterior, identificar un enlace “malo” para rechazar puede requerir cierta investigación.

De acuerdo con Haynes:

La mayoría de los sitios en estos días probablemente no necesiten presentar un rechazo de enlaces. Hay mucha información errónea por ahí; información que era correcta hace unos años, pero que hoy no lo es.

Por ejemplo, si de repente observas un montón de enlaces relacionados con la pornografía, no hay daños en rechazarlos. Pero estos no son los tipos que necesitas desautorizar. Google ahora es muy bueno para darse cuenta que probablemente no hayas creado un montón de enlaces para adultos con el fin de mejorar la clasificación”.

Una de las cosas más interesantes que obtuvimos de Haynes fue sobre los patrones que ha visto cuando el rechazo de enlaces es beneficioso.

Esto comúnmente se relaciona con enlaces no contextuales creados en publicaciones invitadas. Ahora, esta ha sido una estrategia básica en SEO durante años.

En última instancia, el valor del enlace se puede atribuir al que proporciona dentro del contenido.

Si has creado una tonelada de enlaces a tu página a través de la web que no recomiendan tu negocio de manera significativa; sino que simplemente se obtuvieron con el único propósito de crear enlaces, esto puede causar problemas.

Entonces, ¿qué es exactamente un enlace “malo”?

Los enlaces malos pueden venir en todas las formas y tamaños.

Ya sea que se trate de un enlace no contextual, de un sitio de directorio barato o que no tenga relevancia para tu sitio web. Estos enlaces de baja integridad pueden dañar tu clasificación si no se controlan.

Aquí hay tres tipos comunes de enlaces que probablemente serían buenos para rechazar:

Esquemas de enlaces

Si es obvio que has creado enlaces con el único fin de clasificar o ganar dinero, esto puede meterte en problemas, según las pautas para webmasters de Google.

Enlaces no editoriales

Estos se refieren a enlaces que tú controlas, pero que no colocaste intencionalmente. Esto incluiría enlaces relacionados con widgets, firmas de spam, spam de foros, etc.

Enlaces con textos de anclaje comercial

El hecho que tus enlaces estén vinculados a textos de anclaje con palabras clave descaradamente comerciales, como “el mejor software de CRM”, “bienes raíces en venta”, etc.; pueden causar problemas, incluso si el enlace entrante en sí es muy relevante para tu sitio web.

En última instancia, lo más importante es que no debería ser obvio que tú creaste el enlace con el único propósito de SEO. Cada enlace que construyas debe tener un valor contextual para el contenido con el que se relaciona.

Renunciar a la construcción de enlaces después de una penalización

Completar el proceso de rechazo de enlaces defectuosos, limpiar tu perfil de vínculos de retroceso y analizar el por qué de la penalización es una buena estrategia.

Sin embargo, no debería significar que abandones la construcción de enlaces para siempre. Este es un error que vemos con demasiada frecuencia.

Incluso si no estás haciendo ningún tipo de construcción de enlaces, aún puedes recibir enlaces tóxicos. Además, un enlace “bueno” anterior puede considerarse un enlace “malo” en futuras actualizaciones.

Si no estás creando activamente nuevos enlaces de buena calidad, esencialmente estás omitiendo un componente clave del SEO; lo que significa que no te estás haciendo ningún favor. De hecho, las señales de enlace representan casi el 20% de los factores de clasificación para el SEO local.

Para seguir mejorando tu clasificación, lo importante es que estés aprendiendo de tu situación y trabajando continuamente para construir enlaces de alta calidad.

La construcción de enlaces no debería ser algo aterrador, incluso si te ves afectado después de una actualización.

Al final del día, el proceso de rechazo de enlaces debe ser una experiencia educativa que te brinde una mejor comprensión de lo que define exactamente los vínculos “buenos” y “malos” para tu sitio web.

Reflexiones finales sobre el rechazo de enlaces

El rechazo de enlaces es un trabajo interesante en estos días.

Google (y el resto de la web) está cambiando constantemente. Una conclusión clave aquí es que los motores de búsqueda están mejorando cada vez más para descubrir quién está tratando de “jugar” con el sistema utilizando un mal SEO para su propio beneficio.

Con suerte, esta publicación te ha dado una mejor idea de los errores clave que deben evitarse en el proceso de rechazo de enlaces.

También te puede interesar:

Enlaces de alta calidad: ¿Cómo ganarlos de forma natural?

Tráfico orgánico, conoce otras fuentes que no son de Google

Deja un comentario