seguridad para trabajadores remotos

Seguridad remota: 3 consejos sencillos que debes seguir

Imaginemos que te estás preparando para salir de vacaciones tan esperadas en un lugar paradisíaco. Tus amigos son naturalmente curiosos sobre: ¿qué verás?, ¿dónde te alojarás?, ¿cómo vas a mantener tus objetos de valor seguros? (no te llevarás ese reloj valioso contigo, ¿verdad?). Es importante combinar la seguridad remota y el placer al viajar.

seguridad remota

Pero para los empleados a distancia del mundo, el aspecto de la seguridad remota a menudo se pierde en la simple felicidad de poder trabajar desde cualquier lugar.

Aquellos que viajan con frecuencia por negocios o pasan una cantidad significativa de tiempo trabajando en espacios públicos son muy susceptibles a intentos de piratería, pérdida de datos y una gran cantidad de robos electrónicos.

Pero para mantener la privacidad de tus archivos y los datos de tu empleador. Existen algunas prácticas recomendadas que puedes seguir para garantizar la seguridad remota de la información confidencial que manejas para que permanezca donde corresponde.

Consejos de seguridad remota 

Marca con “A” para la autenticación

La autenticación de dos factores o los programas de inicio de sesión único (SSO) permiten a los trabajadores remotos acceder a los sitios de la compañía desde prácticamente cualquier lugar mientras mantienen un nivel bastante alto de seguridad remota.

Sin embargo, si todavía hay motivos para preocuparte, tu empleador puede requerir que inicies sesión a través de una red privada virtual o VPN. Estas redes encriptan datos de Internet y mantienen a los posibles infiltrados lejos de los secretos de la compañía.

Mira a la(s) nube(s)

Casi todos los principales productos de colaboración SaaS ahora ofrecen una opción basada en la nube para compartir archivos, desde Dropbox a Google y Adobe.

Ya pasaron los días de cargar memorias USB y enviar correos electrónicos o pasar archivos físicos que pueden ser interceptados.

Y el intercambio de archivos a través de entornos de nube privados o híbridos es prácticamente ininterrumpido. Esto permite la colaboración en tiempo real junto con altos niveles de cifrado, manteniendo el flujo de datos entre los miembros de tu equipo y una seguridad remota bastante elevada.

Dales una mano a tus empleados en seguridad remota

Desde el punto de vista del empleador, el suministro de dispositivos habilitados con sistemas de seguridad remota que evitan que los datos se vean comprometidos es sin duda una buena práctica.

De hecho, es una buena idea describir las medidas de protección digital en un documento de pautas de seguridad remota interna o de mejores prácticas a utilizar. Este archivo debe ser fácil de compartir con tus empleados remotos actuales y nuevos.

Algunas recomendaciones que debes insistir en que tus empleados adopten de inmediato incluyen:

  • Habilitar el escaneo facial o de huellas digitales para desbloquear dispositivos.
  • Mantener todos los programas de terceros actualizados para las últimas funciones de seguridad remota.
  • Especificar que no deben deshabilita o desinstalar antivirus u otro software de escaneo instalado en los equipos de la compañía.

Además, puedes preinstalar un software de seguimiento en cualquier dispositivo de tus empleado.

Por ejemplo, Prey (disponible para Mac, PC, Android y Linux) es un software de rastreo que permite descubrir cualquier dispositivo perdido o robado.

Con este software no solo podrás ver dónde está el dispositivo, sino que también puede tomarle una foto; acceder a sus coordenadas GPS e incluso borrar todos sus datos de forma remota. (Suena como el material de las películas de espionaje, ¿no?)

Reflexiones finales sobre la seguridad remota

Si recién está comenzando como un trabajador remoto (¡felicidades, por cierto!). Es posible que te den algunas pautas o mejores prácticas para proteger los datos, almacenar y compartir archivos; e incluso iniciar sesión en los sistemas de la empresa.

Tu proceso de incorporación probablemente será mucho más de alta tecnología que en una posición tradicional de oficina.

Como no tendrás un escritorio o una línea de cable dedicada que te conecte al sistema, es posible que tengas un largo y laborioso camino por delante.

Deberás aprender a iniciar sesión a través de varias plataformas SSO, crear contraseñas, conectarte a la nube de la empresa y; donde se alojan todos los archivos que necesitarás para tu trabajo.

Pero, una vez que conozcas todo acerca de la seguridad remota. Te sentirás a salvo y armado con el conocimiento para mantener a raya a las amenazas cibernéticas.

Y así no habrá ningún lugar del mundo al que no puedas acceder desde tu escritorio en el día.

También te puede interesar:

7 tips sobre trabajar remoto

Trabajador remoto. ¿Cómo mostrar que serías el mejor?

Deja un comentario